Imprima esta página con Adobe Acrobat.



Al Descubrir que Su Hijo Tiene una Pérdida Auditiva

Me sentí culpable, no sabía porqué.

—   Madre, hijo de 4 años

Fue algo muy feo para mí, porque no me lo esperaba. Así, de repente, me lo dijo, que la niña no oía nada y que nunca iba poder hablar. Esas fueron sus palabras exactas.

—   Madre, hija de 3 años

Pensamos que lo peor era que tal vez ella no sería capaz de hablar, que no podría estudiar, eso es lo primero que se le viene a uno a la mente.

—   Padre, hija de 6 años

Lo llevamos con un neurólogo en [una ciudad en México]. Cuando nos "dijo la noticia": 'Su niño es sordo, tiene que llevarlo a un centro para que aprenda a hablar.' Fue como un balde de agua fría que nos cayó encima.

—   Madre, hijo de 18 meses

Fue muy traumático, porque uno ve los problemas a veces con cierto prejuicio, y dirá ‘¿Qué voy a hacer?’ Uno piensa que simplemente se va a ahogar en un vaso de agua y a veces no es la verdad.

—   Padre, hijo de 5 años

Bueno, traté de entenderle, pero realmente no sabía nada acerca de lo que pasa cuando un niño nace así, cuál es este tipo de problemas. Porque yo realmente nunca conocí a nadie con este tipo de problema.

—   Madre, hijo de 4 años

Al principio fue muy duro, porque uno viene de un mundo en el que estamos acostumbrados a comunicarnos usando nuestra voz y nuestras palabras, y no estábamos acostumbrados a este tipo de cosas. Es muy difícil porque ahora tenemos que aprender una lengua totalmente diferente para poder comunicarnos con ella.

—   Madre, hija de 1 año

No fue fácil. Me sentí triste. Estuve llorando mucho. Estuve muy preocupada, si la operación iba a dejarlo maltrecho en la cama y no iba a ser capaz de hacer nada. Cuando me dijeron eso, me preocupé tanto de que él vendría y tendría que estar en cama y todo eso. Como una condición así es tan difícil...

—   Madre, hijo 2 años

Al principio estaba triste, pero es mi hijo, lo amo. Lo que quiero decir es que fue más duro para él que para mí…estaba triste por él, no tanto por mí, porque pase lo que pase, es mi hijo y siempre lo voy a querer. Pero estaba triste por lo que él se iba a perder ... eso me hacía poner triste.

—   Madre, hijo de 6 ãnos

Última actualización: 9 de febrero de 2004

Quiénes Somos I Mapa del Sitio I Búsqueda I Comentarios I Privacidad

NIDCD

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Children's Hospital of Philadelphia
© 2001-2004, Deafness and Family Communication Center or its affiliates